¿Renovamos el pacto social intergeneracional?

Se habla mucho de la vejez, pero casi siempre desde la óptica del ‘problema de la vejez’. Por eso es interesante el posicionamiento del psicólogo Javier Yanguas, director científico del Programa Mayores de la Fundación “La Caixa”, en la Cátedra ICEA-UB que se celebró la primera semana de julio en Barcelona.

Javier Yanguas defendió que “la vejez está mal vista”. “Mientras no seamos capaces de hacer de la vejez una oportunidad será casi imposible que en este [sector] se innove y gane en reconocimiento”. Para Yanguas, este es “un problema complejo que se parece mucho al del cambio climático desde el punto de vista de la gobernanza”.

El psicólogo alertó en este debate sobre la necesidad de “renovar el pacto social no escrito” entre generaciones. Yanguas explicó que la percepción de mayores y jóvenes sobre la situación y el papel que les corresponde a cada uno es muy diferente. “Al llegar a la jubilación los mayores piensan que es el momento de disfrutar de lo que se han ganado después de una vida de esfuerzo y sacrificio. Ahora les toca a los jóvenes”, asegura el psicólogo. Por otro lado, “muchos jóvenes están enfadados porque los mayores tienen pensiones que superan con mucho su sueldo”. El sistema se basa en un pacto generacional por lo que Yanguas se pregunta “¿Adónde vamos si ese pacto se rompe?”.

Yanguas afirmó que “el ciclo vital de las personas se ha alterado” y destacó que es clave que cada persona al llegar a la jubilación “tenga claro que quiere hacer con los 20 o 30 años que tiene por delante”. Al mismo tiempo, recordó que también es importante que la sociedad responda a esa misma pregunta referida al papel que deben tener esa parte creciente de la sociedad.

Desde otra perspectiva, Joaquim Borràs, presidente de la Fundación Edad Vida, destacó que “la situación no es desesperada” y que es necesario abordar los retos que plantea la longevidad como una oportunidad. Borràs puso de manifiesto los problemas de la gente mayor: la discriminación, la soledad, el deseo de vivir en su propia casa y recordó la importancia de disponer de recursos económicos suficientes para afrontar esta etapa de la vida. Los datos demuestran que “una persona con recursos vive más años”, aseguró. En este sentido, Borràs apeló a la necesidad de disponer de un sistema de ahorro que complemente la pensión pública y reclamó “un diálogo entre todas las partes de la sociedad para abordar esta cuestión”.

 

(Con información tomada de La Vanguardia)