UNATE inaugura su nuevo curso académico comprometida con el futuro y con la defensa del papel de los mayores en la sociedad

UNATE, La Universidad Permanente, ha abierto hoy su curso académico numero 41 y ha puesto fin a un año de actividades para celebrar cuatro décadas de colaboración y aporte a la sociedad de Cantabria. Cuatro décadas en las que, como ha dicho hoy su presidente, Modesto Chato, ha trabajado y demostrado “la valía de la contribución que, desde el punto de vista cultural y socioeconómico, presentan las personas adultas mayores”, una valía, ha dicho, que “debería reconocerse y fomentarse más”. Cuatro décadas dedicadas al “fomento y el aprendizaje permanente entre las personas mayores de 50 años y a mejorar la calidad de vida de miles de personas”, y aportar “los estímulos necesarios para lograr un envejecimiento activo, reforzado con vínculos sociales y contribuyendo a su salud emocional”.

En el acto de hoy, que ha estado presidido por el rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, han estado presentes el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual. La conferencia inaugural ha corrido a cargo de Sandra Huenchuan Navarro, experta en envejecimiento de CELADE, la división de Población de la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe –CEPAL-), quien ha hablado de las oportunidades y desafíos de las personas mayores en América Latina y El Caribe.

Huenchuan ha hecho especial hincapié en la Convención Interamericana de Derechos de las Personas Mayores que permite crear un catálogo de derechos para las personas mayores, un estándar internacional sobre qué y cómo proteger a las personas de edad. La experta en envejecimiento recordó que hay 76 millones de personas mayores de más de 60 años en América Latina y El Caribe y que la población envejece con rapidez por lo que es necesario abordar esta situación en países en condiciones de gran desigualdad. “En América Latina se sigue envejeciendo en condiciones de pobreza, una pobreza lacerante que roba la dignidad, frente a una concentración de riqueza lacerante, también, que ahonda en esa desigualdad. Debe ser una obligación de los estados proteger a las personas mayores de una forma vinculante y con una responsabilidad internacional”, insistió Huenchuan, que resaltó el hecho de que los derechos viejos y nuevos reconocidos en la convención también fijan criterios sobre el cuidado de los mayores –incidiendo en el rol del Estado-, el concepto del trabajo, la muerte digna o los cuidados paliativos. “Asegurar el futuro y los derechos de las personas mayores no implica perjudicar al resto de la sociedad, hay que recuperar los vínculos de reciprocidad y de solidaridad y encontrar un camino conjunto como sociedad”, reclamó.

En su intervención, Modesto Chato repasó algunos de los actos del 40 aniversario -cuya presidencia de honor fue aceptada por Su Majestad la Reina Doña Sofía- que han servido para acercarse aún mas a la sociedad, como prueba que las matrículas en la capital se hayan desbordado este año, de tal manera que no se ha podido asumir toda la demanda. Por eso, una año más, el presidente de La Universidad Permanente ha reclamado una sede “digna, permanente y estable” para que “la mayoría de las personas mayores de Cantabria tengan fácil acceso a estos cursos y servicios”. En cualquier caso, ello no frena a UNATE. Chato también ha incidido en el Plan Estratégico a diez años elaborado por la institución “Hoy abrimos un nuevo curso en el que, con serenidad, reflexión y prudencia iremos poniendo en práctica las conclusiones del Plan Estratégico, elaborado este año conscientes de que el futuro de La Universidad Permanente debe ir de la mano del futuro de nuestro territorio. Debemos imaginar la Cantabria del futuro y lograr que nuestros esfuerzos vayan parejos con el resto de la sociedad civil”, ha concluido.
Por su parte, el presidente de Cantabria mostró su “profunda admiración” y la del Gobierno regional por el proyecto educativo social y cultural de UNATE y sus 40 años: “un ejemplo extraordinario de lo que podemos hacer las personas mayores”. Revilla consideró que la gran revolución de los últimos 100 años ha sido la longevidad, una longevidad que “no es sinónimo de inutilidad ni de dependencia, sino una oportunidad para la sociedad” y por eso el apoyo a este sector es “una obligación de estricta solidaridad” y UNATE un ejemplo de cómo trabajar en ello.

Díaz Tezanos felicitó a los alumnos y profesores de UNATE por su papel en 40 años de trabajo por los mayores. La vicepresidenta defendió el derecho de los mayores a “vivir en liberad y garantizando su capacidad para decidir sobre su propia vida y su futuro”. La vicepresidenta de Cantabria resaltó que UNATE fue “pionera” en el campo del envejecimiento activo, de una realidad en la que la edad en si misma “no tiene porque convertir a las personas en seres pasivos”. La también consejera de Universidad garantizó el compromiso del Gobierno con la organización e hizo hincapié en la tarea de UNATE que en estos 40 años ha “empoderado a mujeres y hombres a través de la formación y el conocimiento, evolucionado a la par que la sociedad y dando respuesta a las demandas culturales y sociales”.

Para la alcaldesa de Santander, Gema Igual, las personas mayores “son uno de los grandes activos que tenemos como sociedad y todos debemos aspirar y colaborar en saber sacar partido a esa experiencia”. Las palabras de Igual se centraron en el orgullo de los santanderinos de poder contar con UNATE y la labor desarrollada por La Universidad Permanente. Igual resaltó el valor de las personas que habiendo concluido su etapa laboral deciden estudiar y seguir formándose, manteniendo “intacta su ilusión” en esta tarea. “No teméis afrontar los retos del aprendizaje y demostráis que cumplir años no debe ser sinónimo de ponernos límites y barreras y UNATE lo sabe y lo pone en práctica cada día”.

Pablo Zuloaga centró sus palabras en el ejemplo que suponen las personas mayores y su aportación a la sociedad. El delegado del Gobierno también se centró en el papel de Modesto Chato como motor de UNATE y en sus alumnos y profesores. Por su parte, el rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, recordó a las 250 personas asistentes que la “educación continua es un deber moral” para la sociedad.

En el acto, Chato ha tenido palabras de agradecimiento para todas las instituciones que apoyan UNATE para que el proyecto sea posible -Gobierno de Cantabria, Ayuntamiento de Santander, Universidad de Cantabria, Parlamento y Ayuntamiento- y para el equipo de la Universidad, los profesores y alumnos. En el acto de esta mañana también se entregaron las distinciones como socios honoríficos a cuatro colaboradores, alumnos y docentes de UNATE: Violeta Antolín Blanco, Pilar Mantecón Artasánchez, Emiliano García Torices y Gregorio Cuadrado Gallego.

La apertura de curso de este año coincide además con la reunión en Santander del Encuentro Internacional de Secretariados Territoriales de la Federación Iberoamericana de Personas Adultas Mayores (FIAPAM) de la que UNATE es socio fundador y que ha reunido en Cantabria a responsables de asociaciones e instituciones de 12 países de América y Europa.

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.