¿Y si nos alimentamos mejor para protegernos de la Covid y de sus primos?

El Colegio de Enfermería de Cantabria nos acaba de hacer un regalo de esos que hay que leer con calma y aplicar con criterio. La Guía Básica para el Cuidado del Sistema Inmune frente a la Covid19 y otras enfermedades infecciosas. Se trata de una completa guía que navega por temas tan importantes como la nutrición, la microbiota intestinal, el ejercicio físico, el estrés, el descanso…

Descárgate aquí la Guía Básica Cuidado del Sistema Inmune

En UNATE vamos a ir desgranando alguno de estos temas… Y vamos a empezar por uno básico: la alimentación. Es sencillo: 12 consejos y algunas indicaciones importantes. Toma nota y aplícalo.

12 consejos para tu alimentación

  1. Aliméntate todos los días con hortalizas, verduras, setas y fruta (la pieza entera) que sean variadas, preferiblemente de temporada, si es posible ecológica (libre de químicos y pesticidas).
  2. Consume carne, pescado, huevos y marisco variado, teniendo en cuenta su trazabilidad o procedencia, priorizando la carne de pastoreo o los productos procedentes de ganadería ecológica. Elige pescado pequeño y/o que NO sea de piscifactoría.
  3. Consume a diario grasas saludables como son el aceite de oliva virgen extra, el aguacate, la mantequilla de calidad (de vacas que pastoreen), el aceite de coco virgen, etc.
  4. Aumenta el consumo de caldos de huesos o de espinas de pescado.
  5. Cuando consumas legumbres déjalas en remojo la noche anterior, hiérvelas 10 minutos a fuego 
fuerte y tira ese agua antes de cocinarlas para destruir las lectinas (sustancias nocivas).
  6. Toma frutos secos naturales tostados previamente 10 minutos en el horno. Una buena idea es comer todos los días 3 nueces de Brasil, porque su contenido en selenio refuerza el sistema inmune.
  7. Si consumes lácteos que sea en su forma fermentada (kéfir o yogurt) y priorizando aquellos que sean de cabra o de oveja.
  8. Si deseas endulzar utiliza un poco de miel de buena calidad u opta por usar hojas de stevia.
  9. Consume alimentos fermentados todos los días: kéfir, chucrut, miso, yogurt…
  10. Bebe agua y si lo deseas infusiones sin edulcorar.
  11. Emplea especias: ajo, cúrcuma, pimienta negra, jengibre, etc.
  12. Haz que tu alimentación sea variada todos los días.

 

¡Y ten en cuenta!

⇒ Disminuye y/o elimina los productos ultraprocesados o alimentos industriales. Disminuye y/o elimina el azúcar y alimentos y bebidas que la contienen de forma añadida.

⇒ No consumas margarinas, aceites hidrogenados y aceites vegetales refinados.

⇒Disminuye el consumo de carbohidratos refinados (pan, pasta y cereales) y productos elaborados con harinas refinadas. Modera el consumo de cereales integrales.

Es recomendable para evitar subidas innecesarias de glucemia en sangre, que entre ingestas de comida exista un periodo mínimo de 4 horas.

Si fuera necesario picar entre horas, podemos tomar una pieza de fruta entera acompañada de tres o cuatro nueces, o un puñado de frutos secos acompañados de una infusión o café sin azúcar.

También es más fisiológico para el organismo cenar pronto y no mucho, y aconsejable que entre la cena y el desayuno pasen al menos 12 horas.